All posts in VÍDEOS DE BODAS

Vibradores Fun Factory Banner

Una de las novedades que ofrecen las empresas de vídeos de bodas es incluir la luna de miel en el reportaje fina del vídeo de boda.

La luna de miel es uno de los momentos más emocionantes e insólitos de la vida de dos personas, bebido a que normalmente se suelen visitar destinos totalmente desconocidos para los protagonistas en unos viajes que sirven para celebrar la unión entre dos prometidos. Así, para no perder ni un solo momento de este viaje tan espectacular, en la actualidad existe una tendencia que consiste en incluir pequeños fragmentos de estas aventuras en el propio vídeo de boda, ofreciendo un pack que además de las imágenes inolvidables de la ceremonia y el convite, también reúne las mejores de nuestra luna de miel.

El procedimiento es muy sencillo, tan solo consiste en que los profesionales contratados para grabar nuestro gran día nos dejen una pequeña cámara, no hace falta que sea de gran calidad, y de fácil manejo para grabar momentos concretos, con el objetivo de que sean los propios protagonistas los que registren su gran viaje. Así, mientras en el estudio se trabaja con las imágenes del enlace en las tareas de edición y tratamiento de planos, nosotros mismos, mientras disfrutamos del mejor viaje de nuestras vidas, estamos grabando pequeños fragmentos que una vez en casa se ceden a los profesionales para que los incluyan en los vídeos de boda, ya sea a través de secciones o capítulos introducidos por infografías, o en cintas externas donde solo se encuentren los instantes más emocionantes de nuestro recorrido.

Con todo, la opción más recomendada es la primera, debido a que normalmente tiene más demanda unir los dos momentos más felices de la vida de una pareja (con permiso de la maternidad) bajo la misma grabación, para poder ser vistos una y otra vez sin perder ningún detalle de nada. Además, al ser los propios protagonistas los encargados de grabar las imágenes de la segunda parte del vídeo de bodas, estos complementos no suelen tener un coste adicional demasiado alto, tan solo lo que cueste el tratamiento de las imágenes, la edición y el montaje, y el alquiler de la cámara, aunque muchas veces este no existe.

Así que si además de querer tener el mejor recuerdo del día de la boda, queremos disponer de las mejores imágenes de la luna de miel, no lo dudéis, consulta con el estudio que realizará la grabación de tu ceremonia para que incluya en ella también los mejores recuerdos del viaje que realizareis para celebrar que os habéis convertido en marido y mujer.